';
Your search results

Consejos para mejorar las fotografías de tu inmueble

| 11/02/2019

vender antes con mejores fotografías

Unas buenas fotos de la vivienda, descriptivas y de calidad son importantes para llamar la atención de los compradores.

Estos sencillos consejos pueden ayudarte a mejorar la calidad de las fotografías de tu anuncio:

  • Limpia y organiza.

El orden es esencial para que la imagen sea agradable a la vista. Elimina temporalmente todo lo que pueda sobrecargar las fotografías, así como fotos personales.  Procura además que no aparezcan personas, ni mascotas, en vivo o en reflejos de ventanas o espejos. Organiza y decora el espacio del modo que mejor realce su amplitud, luz, etc.

  • Saca el máximo partido a la luz natural.

Espera a un día luminoso y soleado para tomar las fotografías. Evita los días nublados.

  • Cuida la iluminación interior.

Escoge el momento en el que dispongas de más y mejor luz natural y haz las fotografías a esa hora.

Intenta que la luz sea lo más homogénea posible. Enciende todas las luces para compensar exterior e interior. Trata de evitar la utilización de flash que puede producir molestos reflejos.

Evita los contraluces y vigila los reflejos (espejos, ventanas y superficies reflectantes). Puedes solucionarlo buscando otro ángulo o perspectiva.

  • Configura tu cámara.

Nos interesa conseguir un alto nivel de detalle, con toda la escena nítida. Para ello utiliza aperturas pequeñas (valor f alto), con ello conseguiremos una profundidad de campo lo suficientemente grande para que se aprecien los detalles tanto en primer plano como en el fondo de la estancia.

casa-salon-detalles-fotografia

Podemos apreciar tanto los detalles en primer plano como las vistas a través de la ventana.

Debes configurar tu cámara con una sensibilidad de ISO baja. Aumentará la calidad de la imagen y evitará el ruido que producen en las fotografías los valores altos.

Utiliza una velocidad de obturación baja para poder captar toda la luz  y todos los detalles sin utilizar el flash.

  • Utiliza trípode.

Es indispensable para que puedas sacar buenas fotografías de interiores con iluminación escasa sin utilización de flash.

Si hicieses las fotografías sin trípode con el flash apagado, una apertura pequeña (valor número f alto) y una ISO y una velocidad de obturación bajas  tienes muchas posibilidades de que te salgan movidas.

  • Utiliza un gran angular.

Si tu cámara dispone de ello, te permitirá encuadrar mayor proporción de escena incluyendo toda la habitación en una sola foto.

  • Elige el mejor punto de vista.

Si no dispones de gran angular fotografía desde las esquinas para obtener el mayor ángulo posible de la escena.

Para las escenas generales fotografiar desde la altura de la vista hará que se vea más natural para el espectador. Intenta mantener la cámara en ángulo recto, presta especial atención a que las líneas de marcos de puertas, ventanas, cuadros, mesas salgan rectas.

Puedes complementarlo con otros enfoques interesantes y artísticos, como subido a una escalera (algo que en espacios pequeños te permitirá además aumentar la proporción de la escena), o con un punto de vista más bajo.

  • Retoca las fotografías con programas de edición.

El uso de la luz artificial en los interiores puede hacer que el resultado no sea del todo de tu gusto. Esto puedes corregirlo con unos mínimos retoques en algún programa de edición de fotografías. Ajusta la temperatura de color, equilibra los blancos para evitar que haya zonas muy claras o muy oscuras y mejora el contraste.

Con estos pasos tendrás unas fotos atractivas para que tu vivienda llame más la atención.